La nave espacial Starliner de Boeing envía a la primera tripulación de astronautas a órbita

La nueva cápsula Starliner de Boeing voló con su primera tripulación de astronautas hacia la órbita el miércoles desde Florida en una misión de prueba muy retrasada hacia la Estación Espacial Internacional, un hito en las ambiciones del gigante aeroespacial de intensificar su competencia con SpaceX de Elon Musk.

blank
Fuente: Augebrands MKT

La CST-100 Starliner, con los astronautas Barry “Butch” Wilmore y Sunita “Suni” Williams a bordo, despegó de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, sujeta a un cohete Atlas V proporcionado y operado por la empresa conjunta de Boeing y Lockheed Martin, United Launch Alliance (ULA).

La cápsula con forma de gota y su tripulación se dirigen a un encuentro con la Estación Espacial Internacional (ISS) después de años de problemas técnicos, retrasos y una exitosa misión de prueba en 2022 al laboratorio orbital sin astronautas a bordo. Los motores del cohete rugieron al encenderse en nubes de gases de escape y vapor de agua refrigerante cuando la nave despegó de su plataforma de lanzamiento hacia los cielos soleados de la costa atlántica de Florida.

La etapa superior del cohete se separó de su propulsor principal aproximadamente cuatro minutos después del vuelo, seguida de la separación de Starliner de la segunda etapa. Por su cuenta, la nave espacial encendió sus propulsores a bordo para impulsarse hacia la órbita, iniciando su viaje de 24 horas para alcanzar la ISS, que orbita a unos 250 millas (400 km) sobre la Tierra.

Boeing pretende que Starliner, financiada por NASA, compita con la cápsula Crew Dragon de SpaceX, que desde 2020 ha sido el único vehículo de la agencia espacial estadounidense para enviar tripulaciones a la ISS desde suelo estadounidense.

"Este es otro hito en esta extraordinaria historia de la NASA", dijo el administrador de la agencia, Bill Nelson, en una conferencia de prensa.

La misión es un vuelo de prueba requerido antes de que NASA pueda certificar Starliner para misiones rutinarias de astronautas. Ahora en el espacio, la cápsula necesitará ejecutar maniobras precisas para acoplarse con la ISS el jueves, demostrar que puede permanecer acoplada durante unos ocho días, y luego regresar de manera segura a los dos astronautas a la Tierra, entre otros objetivos de vuelo.

Mark Nappi, jefe del programa Starliner de Boeing, dijo a los periodistas que decenas de miles de cosas tienen que salir bien durante el lanzamiento de Starliner, y que el miércoles “todo se alineó”.

“Tuvimos una cuenta regresiva y un lanzamiento perfectos… Ha sido un largo camino. Y estamos realmente, realmente orgullosos”, dijo Nappi.

Las acciones de Boeing cerraron con un alza del 0,7%.

Problemas de última hora habían cancelado los dos primeros intentos de lanzamiento tripulado de Starliner. La cuenta regresiva del 6 de mayo se detuvo dos horas antes del despegue debido a tres problemas que requirieron semanas de escrutinio adicional. Otro intento el pasado sábado se detuvo menos de cuatro minutos antes del despegue debido a una falla en la computadora de la plataforma de lanzamiento.

La tripulación inaugural de la Starliner, con capacidad para siete asientos, incluye a dos veteranos astronautas de la NASA: Wilmore, de 61 años, un capitán retirado de la Marina de los EE. UU. y piloto de combate, y Williams, de 58 años, una ex piloto de pruebas de helicópteros de la Marina con experiencia en más de 30 aviones diferentes.

Han pasado un total combinado de 500 días en el espacio a lo largo de dos misiones cada uno a la ISS. Wilmore es el comandante designado, con Williams en el asiento de piloto.

Colaboración Augenet | Reuters (Internacional).

blank
Sponsored by: BMW de México

Compartir este contenido: